Seleccionar página

Señor tú me haces  Fuerte y Valiente

 

«El Señor me haces  Fuerte y Valiente y por  Eso no tengo miedo.

La presión y el temor  No dominan mi ser,  Enfrento mis Problemas.

En el nombre de Dios  y cuanta más fe tengo en El, más grandes son

mis Victorias y Éxitos”.

 

El Amor vence al temor.

“En el amor no hay temor, el amor perfecto hecha fuera el temor”

1 Juan 4-18

 

Estoy convencida que el amor saca el temor.

Cuando sientas temor por algo o alguien, pon toda tu atención en lo que te inspira amor y saca el miedo de Tu ser.

Recuerda:

 

“En el amor no hay temor.

El amor perfecto hecha fuera el temor”

1 Juan 4-18

 

Si ciento miedos en la enfermedad dejo que el amor lo deshaga.

 

Dirijo mis pensamientos a Dios que siempre está conmigo, porque Él es salud.

Porque hablo de la vida, me veo saludable y con gran vitalidad.

Por consiguiente doy gracias a Dios por la vida y por todo lo que me ha dado en mi existencia.

Dejo ir mis pensamientos de enfermedad y temor, traigo a mi mente pensamientos de amor y sanadores.

Con el Amor deshecho el miedo a la Soledad

Amo mi hogar. Tengo siempre presente que Dios está conmigo y que estoy rodeado de su amor.

Doy amor al prójimo. Pienso en mis seres queridos con amor, oro por ellos, por todas las personas que conozco y por el mundo, pues me siento parte de la gran familia de Dios.

Señor, me haces  fuerte y valiente…

Con el Amor deshecho el temor a la Escasez.

La pobreza no tiene campo en mi corazón porque está lleno de amor.

Hago con amor mi trabajo.

Y sobre todo doy mi alabanza a Dios, porque Él es mi amparo, mi refugio y sé que Él jamás me falla.

 

Oro dando gracias a Dios, por mis necesidades diarias y las futuras con la seguridad de que Dios, jamás me abandona.

 

Mantengo la fe y seguridad de que Dios es prosperidad y como dueño absoluto que es el Señor de esta tierra sé que el proveerá para mí lo que necesito.

El Temor al Fracaso … no cabe en mi corazón amoroso.

Tomo con todo amor tanto las oportunidades como los retos que se me presenten, pues estoy seguro que Dios está conmigo y no pienso en el fracaso.

Amo sentirme poderoso porque Jesús mora en mí, dándome valor y así puedo seguir adelante con fe.

Amo la gran seguridad que logro cuando escucho en lo más profundo de mi ser esa voz que me dice: “Sigue que vas a Triunfar”.

Con amor deshecho el miedo a la gente…

Les brindo amor a todos y de esa misma forma recibo el amor de todos.

Nunca debo desconfiar del amor de Dios.

El amor ayuda a comprender más, vence la timidez, el amor te permite ver lo bueno de los demás y lo puedes expresar.

De la misma manera me doy a la gente con un espíritu sincero de amor y amistad y la gente también me responde.

Con el Amor deshecho el temor al Cambio…

Tengo siempre presente que Dios me ama y que todo lo nuevo que se me presente es para bien mío.