Seleccionar página

Oración Final para todos los Días

 

Te agradezco Padre mío, por todas las bendiciones e inspiraciones que obtuve en este retiro y te imploro me ayudes diariamente.

Con Tú guía la cual no falla, espero firmemente conocer Tu Santa Voluntad y poder llevarla a cabo fielmente en todos los momentos de mi vida.

Por favor envíame Tú Espíritu Santo, para que me ayude a ser otro Cristo para cada persona con quien me encuentre, y obtener de Tí la sabiduría que necesito en todo lo que planeo o hago.

Ahora confio todas mis esperanzas en Tí, Padre amoroso, seguro de que Tú serás mi protector en cada necesidad.

Estoy firmemente convencido que Tú me concederás todas mis peticiones como lo haz prometido.

Yo te adoro, Padre Omnipotente, Hijo y Espíritu Santo y con tu gracia te prometo dedicarme a Tí.

Amén.

¬